[spb_row wrap_type=»content-width» row_bg_type=»color» color_row_height=»content-height» bg_type=»cover» parallax_image_height=»content-height» parallax_image_movement=»fixed» parallax_image_speed=»0.5″ bg_video_loop=»yes» parallax_video_height=»window-height» row_top_style=»none» row_bottom_style=»none» parallax_video_overlay=»none» row_overlay_opacity=»0″ row_padding_vertical=»0″ row_padding_horizontal=»0″ row_margin_vertical=»0″ remove_element_spacing=»yes» vertical_center=»true» inner_column_height=»col-natural» row_expanding=»no» row_animation=»none» row_animation_delay=»0″ width=»1/1″ el_position=»first last»] [spb_boxed_content type=»whitestroke» custom_bg_colour=»#ffffff» custom_text_colour=»#000000″ padding_vertical=»4″ padding_horizontal=»4″ el_class=»box-shadow» width=»1/1″ el_position=»first last»]

Consideramos que las Areas de Alimentación Suplementaria mantenidas regular e ininterrumpidamente, son la causa de la recuperación del quebrantahuesos. Nada hay en contra de esta afirmación y si mucho a favor. Su actividad debe potenciarse con la seguridad de que revertirá, como hasta ahora, en claros beneficios para la especie.

[/spb_boxed_content] [/spb_row] [spb_row wrap_type=»content-width» parallax_image_height=»content-height» parallax_image_movement=»fixed» parallax_image_speed=»0.5″ bg_video_loop=»yes» parallax_video_height=»window-height» parallax_video_overlay=»none» row_overlay_opacity=»0″ vertical_center=»true» width=»1/1″ el_position=»first last»] [spb_text_block animation=»none» animation_delay=»0″ padding_vertical=»0″ padding_horizontal=»0″ width=»1/1″ el_position=»first last»]

Alimentación Suplementaria Vs Quebrantahuesos

[/spb_text_block] [spb_text_block animation=»none» animation_delay=»0″ padding_vertical=»0″ padding_horizontal=»0″ width=»1/1″ el_position=»first last»]

Donázar aplica el modelo demográfico de Mertz al quebrantahuesos. Dicho modelo permite predecir en que medida aumentará la población de quebrantahuesos en función de la variación de tres parámetros: la supervivencia adulta, la preadulta y la productividad.

El autor concluye que lo mas efectivo para la recuperación de la especie sería reducir las mortalidades adulta y preadulta, con incidencia poco significativa de las mejoras en la productividad.

La alimentación suplementaria aportada en Huesca de modo regular e ininterrumpido comienza a principios de los años 80, por parte de Pascual Garrido y David Gómez Samitier, con la colaboración de la D.G.A. y el extinto I.C.O.N.A., también el F.I.R. belga aporta ayudas. Poco después son José María Miranda y el Fondo Amigos del Buitre, los que participan activamente. Finalmente, en 1990 se une a esta iniciativa ADEPA. Entre todos ellos crean una red de aportes tróficos, que ha funcionado ininterrumpidamente hasta hoy y que cubre los principales núcleos reproductores del quebrantahuesos

Referencias geográficas relativas al Pirineo aragonés:
[list extraclass=»»] [list_item icon=»fa-caret-right»]Pascual Garrido, David Gómez y el Fondo Amigos del Buitre el sector sur-central pirenaico (prepirineo central)[/list_item] [list_item icon=»fa-caret-right»]José María Miranda, el sector Nororiental[/list_item] [list_item icon=»fa-caret-right»]ADEPA, el sector Noroccidental[/list_item] [/list] [/spb_text_block] [spb_text_block animation=»none» animation_delay=»0″ padding_vertical=»0″ padding_horizontal=»0″ width=»2/3″ el_position=»first»]

No existen datos concretos del contingente poblacional de la especie cuando comenzara el conjunto de esta actividad, pero se puede estimar en unas 30-35 parejas para todo el Pirineo [2] y [3]. Hoy día (año 2000) se censan más de un centenar de unidades reproductoras y existen estimas, quizás demasiado optimistas, de hasta 150 parejas [4]. Para este incremento poblacional, de aproximadamente el 350% en 17 años (5% anual aprox.) y según lo expuesto por Donázar antes referido, se deberían haber reducido las mortalidades adulta y preadulta considerablemente.

No sabemos si la mortalidad adulta se ha reducido en este lapso de tiempo, nada hay que induzca a pensarlo, pero si tenemos claro que se ha reducido la mortalidad preadulta mediante la suplementación trófica que ofrece alimento a jóvenes y subadultos en las épocas mas duras del invierno cuando los recursos tróficos naturales escasean, y los fija en áreas geográficas seguras.

[/spb_text_block] [spb_image image=»15057″ image_size=»full» frame=»borderframe» intro_animation=»none» animation_delay=»200″ fullwidth=»no» lightbox=»no» link_target=»_self» caption=»En los comederos son habituales las concentraciones de entre 5 a 10 quebrantahuesos jóvenes y subadultos. Llegan a formarse dormideros en los cantiles cercanos e incluso en ocasiones se convierten en rompederos comunales» caption_pos=»below» width=»1/3″ el_position=»last»] [spb_text_block animation=»none» animation_delay=»0″ padding_vertical=»0″ padding_horizontal=»0″ width=»1/1″ el_position=»first last»]

La alimentación suplementaria puede ser fundamental para reducir la mortalidad preadulta y aunque no existen datos relativos al quebrantahuesos, si expone los resultados de investigaciones con otras especies que así lo sugieren. (Donázar et al., 1993).

[/spb_text_block] [spb_blank_spacer height=»30px» width=»1/1″ el_position=»first last»] [spb_boxed_content title=»Bibliografía:» type=»coloured» custom_bg_colour=»#e3e3e3″ custom_text_colour=»#000000″ padding_vertical=»2″ padding_horizontal=»4″ width=»1/1″ el_position=»first last»] [1] J.A. Donázar, 1993. Los Buitres Ibéricos, biología y conservación. J.M. Reyero editor.
[2] R. Heredia y B. Heredia 1991. El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) en los Pirineos. Características ecológicas y biología de la conservación. ICONA.
[3] F. Hiraldo, M. Delibes y J. Calderón 1979. El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus). Sistemática, taxonomía, Biología, Distribución y protección. ICONA.
[4] III Congreso Internacional Sobre Aves Carroñeras. Conclusiones. Guadalajara 28 de abril-1 de mayo de 2000.

[/spb_boxed_content] [spb_blank_spacer height=»40px» width=»1/1″ el_position=»first last»] [/spb_row] [spb_blank_spacer height=»40px» width=»1/1″ el_position=»first last»]